Aunque seas un auténtico #BedLover, lo de dormir abrazados en un colchón de matrimonio no es para todo el mundo. Normalmente, al inicio de las relaciones, dormir juntos es uno de los momentos de más intimidad para las parejas. Lamentablemente según trascurre el tiempo y sobre todo si el colchón de matrimonio es más grande de 135 cm de ancho, cada miembro de la pareja tiende a situarse al lado opuesto del otro en la cama.

De ahí la pregunta ¿tú en qué lado de la cama duermes?

 

Lo que la ciencia dice sobre dormir abrazados

 

Aunque 8 de cada 10 parejas prefiere no dormir abrazados, parece ser que según algunos científicos dormir rodeado por los brazos de tu pareja conlleva algunos beneficios. Los más importantes recopilados en un estudio publicado en la revista Psychological Science – perteneciente a la Association for psychological science – son los que te mostramos a continuación.

 

1 Alivia los miedos y sube la autoestima

 

Los abrazos son una poderosa arma contra la inseguridad y los miedos, pero no solo durante el día. Por la noche, si hay alguna preocupación que nos quita el sueño, podremos lidiar mejor con ella si nos abrazamos a la persona querida. El sentirse seguro ayuda a conseguir entrar en un sueño profundo. Esto ya les sucede a los bebés cuando se despiertan numerosas veces durante la noche, el abrazarlos y mecerlos les hace sentirse protegidos y continúan durmiendo sosegadamente.

 

2 Ofrece una sensación de bienestar y tranquilidad

 

Dormir junto a tu pareja abrazado reduce el estrés y la ansiedad que hayas podido ir acumulando durante el día. La sensación de paz te invadirá ya que el contacto físico reduce la producción de la hormona del estrés. Esta hormona, llamada científicamente cortisol, al generarse en menor cantidad, provoca un aumento de otras hormonas: la serotonina y la dopamina.

Conseguirás una auténtica coreografía hormonal que te ayudará a conciliar el sueño de la manera más plácida.

 

3 Rejuvenecimiento de la piel

 

Ni el mejor tratamiento de belleza es comparable con dormir abrazados por las noches en un buen colchón de matrimonio. Los abrazos activan la circulación del oxígeno hasta la epidermis. Si vives en una ciudad y tu piel se encuentra asfixiada, podría ayudarte a lucir mejor aspecto cada mañana. ¡Adiós arrugas, manchas y granitos! ya tienes tu propia receta para tonificar tu rostro.

 

4 Mejora tu salud

 

Abrazándote a tu pareja podrás reforzar tus defensas. Dormir bien y profundamente genera la formación de células de memoria en el sistema inmunológico. Cuando los músculos se relajan y se reduce la presión arterial, se consigue un estadio de descanso total del cuerpo, fundamental para fortalecer nuestra salud en general.

 

5 Dormir abrazados aporta felicidad

 

La vida en pareja no siempre es de color de rosa y puede verse resentida por los diversos sucesos cotidianos. Dormir juntos, y conciliar el sueño abrazados mientras se habla tranquilamente, genera un espacio íntimo cargado de energía positiva. El contacto piel con piel además estimula el apetito sexual. Apetecible ¿verdad?

 

Después de leer estos beneficios vitales, ¿te animas a unirte al club? Los colchones de matrimonio cuanto más grandes mejor, pero… si abrazas a tu pareja por la noche, tu cuerpo y tu vida en pareja lo agradecerán enormemente.