Las películas románticas y, en general, el cine nos han dado siempre una visión de las formas de dormir en pareja la mar de tierna y optimista. Toda felicidad compartida en una pareja parece concentrarse en la imagen perfecta de ambos durmiendo juntos y a gusto. Pero lo cierto es que no siempre la cosa es tan sencilla.

Dormir en pareja puede ser, a veces, sinónimo de escuchar ronquidos, de no estar de acuerdo en cuál es la temperatura adecuada para descansar, o en cómo colocar la almohada compartida.

 

Formas de dormir en pareja y descansar bien

Y es que dormir en pareja puede ayudarnos a crear un vínculo mejor y más sano entre las personas que comparten cama, a sentirnos queridos, protegidos o simplemente acompañados. Al margen de ello, existen algunos consejos prácticos que pueden resultar útiles para dormir en pareja y descansar bien.

     

  • Un colchón de alta calidad y con las medidas adecuadas: es muy importante para que las parejas duerman bien que el colchón donde descansen sea de buena calidad. Elegir bien un colchón significa poner atención a su firmeza, a su transpirabilidad, adaptabilidad y durabilidad. Cada uno de estos factores influirán en la calidad de nuestro sueño y del de la persona que duerme a nuestro lado, para evitar movimientos continuos, incomodidades y posibles dolores posturales. Las medidas adecuadas que los expertos recomiendan son de, al menos, unos 75 cm de ancho de colchón para cada persona. Eso significa que un colchón doble debería medir, como mínimo, 1,5 metros de ancho.
  • Una almohada para cada cual: idealmente, es mejor que cada cual elija la almohada que más le convenga, es decir, que podáis disponer de una almohada individual. Así podréis elegir la firmeza que cada quien requiere y también, moveros o moverla con libertad sin molestar a la otra persona.
  • Zonas de temperatura al gusto: al margen de la transpirabilidad del colchón, que cada quien pueda elegir la temperatura más adecuada para descansar bien es un punto muy importante. Los expertos suelen explicar que este factor, el de la temperatura, es uno de los que más interfieren en la calidad del sueño. Poder poner alguna manta adicional en una de las zonas de la cama, o que la ropa de dormir sea más gruesa o menos en función de nuestra comodidad son prácticas de sentido común que servirán para salvar el escollo de la distinta percepción de temperatura.

 

En cualquier caso, dormir en pareja da muchas ventajas, sobre todo a nivel anímico y relacional, así que es una opción estupenda para un descanso reparador y fortalecedor.

Si te estás planteando comprar un colchón para mejorar tu descanso y el de tu pareja, te invitamos a visitar nuestra tienda online. Y, por supuesto, si te ha gustado este post, ¡no te olvides de compartirlo con tu pareja!