Los dolores de espalda son uno de los problemas más habituales entre la población. En todas las etapas de la vida la espalda debe cuidarse como corresponde. Es necesario prevenir desde la infancia y en la adolescencia para evitar dolencias crónicas en el futuro. Recomendaciones posturales, ejercicio físico y el descanso en un buen colchón son fundamentales.

En Loverty somos especialistas en descanso, así que no te daremos una sesión de RPG para corregir tu postura, pero podemos darte las pistas necesarias para que escojas el colchón que mejor se adapte a tu postura.

 

El mejor colchón para la espalda

 

Existen numerosas patologías de la columna vertebral y si quieres saber cuál es el mejor colchón para evitar el dolor de espalda, dependerá mucho del tipo de dolor de espalda que tengas. Eso sí, existen algunas características comunes que aplican a todo tipo de patologías y que un buen equipo de descanso debe tener:

 

  • Adaptabilidad

 

Una de las características básicas es la capacidad de adaptación del colchón a tu cuerpo. Esta debe ser ergonómica y debe mantener la columna perfectamente alineada. Los colchones de espuma viscoelástica de alta resiliencia tienen este tipo de soporte. La sensación de recogimiento está garantizada al mismo tiempo que se evitan los puntos de presión que el cuerpo ejerce por su propio peso.

 

  • Transpirabilidad

 

Un colchón fresco que evita la sudoración nocturna es fundamental para lograr un descanso óptimo. La ventilación de los materiales hace que se garantice un sueño profundo en la mayor parte de los casos, disminuyendo los movimientos bruscos generados por el calor.

 

  • Suavidad

 

No nos referimos a la densidad del colchón, si no a la sensación de suavidad al tacto que se transmite cuando te tumbas. Un soporte con una capa superior de un tejido suave, como puede ser el tejido natural Tencel® es perfecto para ayudar a conciliar el sueño en cualquier circunstancia. La celulosa de eucalyptus con la que está fabricado este tejido favorece el sueño y repara el cansancio acumulado a lo largo del día.

 

A partir de estas características básicas, si nos centramos en cuál es el mejor colchón para evitar el dolor de espalda, te indicamos que siempre te pongas en manos de un profesional médico para ver cuál es tu patología exacta y solucionar el problema desde el origen, conociendo qué es lo que lo provoca.

 

Si por ejemplo padeces escoliosis, un colchón viscoelástico de firmeza media-alta, es la opción más recomendable. El colchón Royal de Loverty, además de ser firme, cuenta con una capa denominada Confort Gel Fresh. Está estudiada concretamente para aliviar los puntos de presión que puede ejercer la zona de los hombros – si duermes de lado – las lumbares o las dorsales.

 

Sea cual sea tu caso, te invitamos a que pruebes nuestros colchones Loverty, puedes hacerlo durante 100 noches en tu propia casa. El tiempo suficiente para que tus dolores de espalda mejoren. Cómodo ¿verdad?