Si tú al igual que nosotros eres un auténtico #BedLover sabrás que la higiene de la cama, ese lugar donde nos encanta estar y hacer cualquier actividad, puede sufrir algún que otro altibajo con las actividades del día a día. Un domingo por la mañana desayunas mirando las noticias y se cae el café, una siesta con tu hijo pequeño con un desafortunado escape de pipí, o quizá eres de los que no puedes dormir sin tu querida mascota junto a ti.

A estas alturas todos sabemos que un buen colchón es un requisito indispensable para lograr un buen descanso. Pero tan importante es la calidad del colchón, como el mantenimiento del mismo. Y es que habitualmente la higiene no se realiza correctamente, la mayor parte de las veces porque algunas personas no saben cómo limpiar un colchón correcta y eficazmente.

 

Hoy en Loverty, te vamos a explicar cómo incorporar la limpieza del colchón a tu rutina de higiene del hogar y también un truco muy sencillo para que aprendas cómo limpiar manchas del colchón de manera eficiente.

 

Cómo limpiar un colchón: comienza por las sábanas

 

Para una correcta higiene del dormitorio en Loverty te recomendamos las siguientes rutinas, que podrás realizar bien a diario, semanalmente o de manera más esporádica.

 

Rutinas de higiene diarias

 

  • Cada mañana ventila la habitación durante al menos 5 minutos. Sí, en invierno hace frío, pero puedes ventilar al mediodía ya que una buena circulación del aire es beneficiosa para tu salud. Es un gesto muy sencillo que puede evitar la proliferación de moho y sustancias nocivas.
  • Sacudir las almohadas y las sábanas. Recuerda estirarlas bien al hacer la cama. Puedes menear la almohada por la ventana para prevenir el asma y las alergias. Seguramente hacer la cama te de pereza, pero es una de las rutinas básicas para el mantenimiento de tu colchón.

 

Rutinas de higiene semanales

 

  • Cambia las sábanas una vez a la semana. ¡No te puedes imaginar la cantidad de sustancias que terminan en tu cama tras siete noches durmiendo en ella! Desde las mismas células de tu piel que se desprenden al mínimo roce, ácaros del polvo, fluidos como saliva, y otras cosas más desagradables. Sin duda, tienes que cambiar tus sábanas cada semana, porque así evitarás manchas y olores en tu colchón.
  • Lava la ropa de cama a alta temperatura, entre 55 o 65 grados es lo ideal para acabar con las bacterias acumuladas. Y mucho mejor evitar la secadora y secarlas al aire libre.

 

Adoptar estas rutinas básicas es la mejor manera de mantener el colchón en óptimas condiciones, aún así existen otras alternativas que deberás hacer con menos frecuencia, ¡pero no te olvides de ellas!

 

Rutinas de higiene puntuales

 

  • Aspirar el colchón. Puedes realizarlo con un aspirador de mano básico. Así quitamos el polvo superficial.
  • Lavar la funda. Los colchones Loverty vienen cubiertos y protegidos con una suave funda de tejido tencel que puede lavarse perfectamente. Está diseñada para poder desenfundarla fácilmente y volverla a poner sin problemas. Pero no todos los colchones tienen esta posibilidad, por tanto es posible que necesites otros trucos para higienizar tu colchón.

 

En cualquier caso, si has tenido mala suerte, y encuentras alguna mancha que ha traspasado las sábanas, necesitarás saber cómo limpiar un colchón de manera eficaz.

En estas situaciones utilizar un pulverizador con vinagre y bicarbonato de sodio es una de las maneras más efectivas y baratas que puedes utilizar. El bicarbonato es ideal para quitar olores, y junto con el vinagre conforma la fórmula perfecta.

 

Ahora que sabes cómo limpiar un colchón muy sucio, o cómo limpiar las manchas de tu colchón favorito, te darás cuenta de que puedes prevenir mucho trabajo utilizando un protector de colchón impermeable. Te evitará tener que frotar y te garantizará mantener tu lugar favorito de la casa impecable.