La espalda y las cervicales son algunas de las partes de nuestro cuerpo que más sufren cuando nos atacan el estrés, las tensiones o las preocupaciones de cualquier tipo. La tensión cervical, además, puede conllevar no solo dolores musculares, sino otros malestares asociados como el dolor de cabeza o la sensación de mareo. Por eso, es muy importante disponer de una buena almohada para el cuello, una almohada que nos permita descansar con la completa seguridad de que lo hacemos protegiendo nuestras cervicales y espalda.

 

La función de la almohada

 

Mantener la espalda alineada correctamente mientras estamos tumbados, quitar tensión de la zona cervical, de los hombros y del cuello son las funciones fundamentales de la almohada. Por eso, la forma de nuestra almohada debe ajustarse al hueco que queda entre el colchón y nuestro cuello, de forma que la cabeza descase sin generar posturas extrañas que carguen de tensión la musculatura de la zona.

 

Como ves, la almohada cumple una función clara e importante, aunque cada persona es un mundo y hay quien prefiere dormir sin ella, sobre todo quienes suelen hacerlo boca abajo. Pero lo cierto es que, como ya comentamos en un post reciente, dormir sin almohada puede ser contraproducente para algunas personas.

 

Tipos de almohada para el cuello

 

Los tejidos que envuelven la almohada y los rellenos o las fibras con las que están hechas, además de su diseño, condicionan su firmeza, su ligereza y su efectividad. Una buena almohada para el cuello debe tener una firmeza óptima para que la cabeza descanse y la columna quede alineada con el resto de la espalda. Tanto si nuestra almohada fuerza la curvatura natural del cuello hacia el colchón como en el sentido contrario, nos estará generando un efecto no buscado y perjudicial para el descanso. Por eso, es importante poder asegurarse de que el diseño de la almohada en todos sus aspectos (composición, tejidos, etc.) tiene en cuenta la mejor adaptación natural de la almohada a esa curvatura del cuello.

 

Lo que recomiendan los especialistas

 

Tal y como afirma el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunitat Valenciana en su página web, ‘elegir la almohada adecuada es fundamental para evitar presiones cervicales y mandibulares y para mantener la espalda y el cráneo recto, aspectos esenciales para garantizar un buen descanso’.  Por tanto, si estás pensando en cambiar tu almohada, asegúrate de hacer una buena elección.

 

En Loverty, disponemos de una almohada viscoelástica, con diseño ergonómico, que además está confeccionada con tejido que disipa el calor y la humedad, y que alivia los puntos de presión en la cabeza y el cuello. Una almohada suave, fresca y que te ayuda a un descanso adecuado en el que tu cuello y espalda estarán bien cuidados. Entra ahora en la tienda online de Loverty y descubre nuestra almohada para el cuello.