Para dormir como un rey no hace falta irse a pasar la noche a un hotel de 5 estrellas. Puedes conseguirlo perfectamente en tu propia casa con un confortable colchón King size.

Como su nombre deja entrever, una cama King size es una cama enorme. Pero ¿de dónde proviene esta forma tan exclusiva de llamar a estos colchones tan grandes? En Loverty somos expertos en descanso y te despejamos todas las dudas relativas a este tipo de colchón.

 

El Colchón King Size, el colchón de los reyes

 

En España llamamos así a los colchones con las siguientes medidas: 180 cm de ancho x 200 cm de largo. Los que superan esta medida, a menudo son llamados “Presidential King Size” y sus dimensiones son de 200 cm x 200 cm.

 

Estas medidas son perfectas para lograr un espacio y confort óptimo si duermes en pareja. Sus dimensiones permiten tener suficiente espacio como para compartir la cama con el resto de la familia, desde niños a mascotas. Además son ideales para personas gruesas que necesitan algo más de espacio que la medida estándar.

 

¿Cuándo decantarse por un colchón King Size?

 

La compra de un colchón suele ser un momento de mucha reflexión, no solo la composición del mismo,  también el tamaño puede darnos un auténtico quebradero de cabeza.

Este último factor viene normalmente derivado del tamaño del dormitorio, por eso, tradicionalmente las camas de matrimonio estándar en España eran las de 135 cm. Pasando en los últimos años a considerarse mucho más comunes las camas de 150 cm de ancho para las parejas.

 

Podrás considerar comprarte un colchón King size en las siguientes situaciones:

 

  • Tenéis suficiente espacio en el dormitorio como para poder colocar una cama de 200 cm de ancho más dos mesillas a cada lado. El tamaño más pequeño de mesitas de noche suele ser de 40 cm, así que puedes calcular fácilmente el espacio que necesitas.

 

  • A vuestros hijos les encanta dormir con sus padres y a vosotros también con ellos. Muchas familias practican el colecho con sus bebés recién nacidos y por ello una cama con las dimensiones tan grandes como una King Size es excelente para estas situaciones.

 

  • Para las personas grandes este tipo de colchones es ideal. Cada miembro de la pareja podrá ocupar su espacio vital sin sentirse apretujado por el contrario. Tampoco sentiréis sus movimientos y las alteraciones que pueden sufrirse durante la noche derivadas del poco espacio en la cama, desaparecerán completamente, logrando dormir del tirón toda la noche.

 

  • Si convives con una persona que se mueve mucho, te gustará tener tu propio espacio para descansar correctamente. Cada persona nos movemos un promedio de entre 60 y 70 veces cada noche, si tu sueño es muy ligero te despertarás casi cada vez que tu pareja se mueva. Con un King Size esto no te pasará.

 

Así que si te encuentras en alguna de estas situaciones, siendo la primera imprescindible, un colchón King size puede resolver tus problemas de sueño de un plumazo.

Piensa que pasamos un tercio de toda nuestra vida en la cama -y si eres un #BedLover como nosotros, pasarás incluso algo más- ¿por qué no invertir en una cama King Size y sentirte como un auténtico rey cada noche?