Hace unos años la idea de comprar un colchón enrollado podía parecer una locura. Hoy en día, las espumas tecnológicas de alta calidad que utiliza Loverty en sus colchones, hacen que un colchón enrollable sea algo no solo real, si no la opción más práctica, eficiente y sostenible.

 

Te preguntarás cuáles son las ventajas de comprar un colchón viscoelástico enrollado. Y en este artículo te vamos a detallar sus principales virtudes para que no tengas ningún tipo de prejuicio y te convenzas de que un colchón enrollable no tiene nada que envidiar a aquellos que se transportan estirados.

 

  • Ventaja número 1: la calidad no se ve afectada

 

Pero ¿cómo es posible que un colchón de 2 metros quepa en una caja? En Loverty sometemos a cada colchón enrollado a un proceso de prensado al vacío. De esta manera eliminamos el aire, pero las prestaciones del producto no se ven menguadas ya que las espumas que empleamos en Loverty son de la más alta calidad. Los tres modelos de colchón son enrollables. ¡Incluso el Colchón Loverty Royal que tiene 5 capas de espuma cabe perfectamente en una caja!

Ojo, no todos los colchones soportan el enrollado perfectamente. La calidad de los materiales es un factor clave para que retome su forma original en perfectas condiciones. Además el tiempo que lleven enrollados también afecta. En Loverty enrollamos tu colchón inmediatamente antes de su transporte.

 

  • Ventaja número 2: sostenibilidad

 

La logística en los productos de gran volumen es un quebradero de cabeza. Por esto, el hecho de que un colchón se entregue enrollado hace que la eficiencia en el transporte sea única. De esta manera, minimizamos el coste ambiental en el proceso de envío de los productos. A menos espacio, más colchones se entregan en un mismo reparto, reduciendo significativamente las emisiones de CO2 al entorno.

 

  • Ventaja número 3: ¡usa tu colchón enrollable inmediatamente!

 

Te preguntarás ¿debo esperar mucho tiempo para utilizarlo? Algunas marcas que envían sus colchones enrollados recomiendan esperar 48 ó 72 horas para su uso. Pero no es el caso de Loverty. Te sorprenderá la rapidez con la que un colchón enrollable recupera su forma. En realidad, en los 2 primeros minutos tras el desembalaje el colchón ya consigue un 98% su forma final. El 2% restante lo consigue recuperar en las siguientes horas. Por tanto, al igual que un colchón que se entrega estirado, ¡lo puedes utilizar inmediatamente!

 

  • Ventaja número 4: hasta el rincón más estrecho de tu casa

 

Si necesitas un colchón en el ático, y su acceso tiene unas estrechas escaleras, olvídate de subir un colchón estirado. Con un colchón enrollable se acabó el problema de la accesibilidad. Los colchones en caja se pueden meter en cualquier rincón de la casa, aunque este sea muy pequeño. Si tu hogar no cuenta con ascensor, tampoco será un problema porque cabrá perfectamente por las escaleras. Una comodidad para el transportista, pero también para ti que recibirás tu colchón sin que haya sufrido ningún golpe, ni se verá forzado a doblarse para subirlo por las escaleras.

 

  • Ventaja número 5: higiene garantizada

 

Esta tipología de transporte hace que nadie toque tu colchón desde que es embalado. Todos los colchones Loverty incluyen dos fundas que recubren la superficie. La superior es de fibra natural Tencel que tiene un tacto súper suave y la inferior, de color negro, funciona como armazón. ¿Te imaginas que llegara la funda rota debido a los roces en el transporte? No sería la primera vez que fruto de un mal embalaje recibes algún paquete en mal estado. Esto nunca te pasará con un colchón enrollable Loverty. Está perfectamente embalado para que llegue en óptimas condiciones de higiene.

 

¿Aún te quedan dudas?  pregúntanos lo que quieras sobre los colchones Loverty ¡te sorprenderán!